Seleccionar página

Lectores infantiles

Máster propio semipresencial de la Universidad de Zaragoza

PARA LEER A MARÍA JOSÉ FERRADA

Hace unos días, en el mes de mayo, tuvimos el placer de escuchar en el Máster de Lectura de la Universidad de Zaragoza (https://www.literaturainfantil.es) a la escritora chilena María José Ferrada, una de las autoras más galardonada por su obra poética dedicada a la infancia y a la juventud, en principio… Querámoslo o no, los premios son indicadores de visibilidad y reconocimiento y a ella la avalan premios como el Internacional de Poesía para niños y niñas «Ciudad de Orihuela» por El idioma secreto (Factoría K, 2013); el Premio Academia de la Academia Chilena de la Lengua y el Premio Municipal de Literatura de Santiago por Niños (Grafito Ediciones, Chile, 2013) obra que también fue elegida para representar a Chile en el catálogo internacional de IBBY. En 2014 así mismo, Notas al margen (Alfaguara, Chile, 2013) recibió el Premio Marta Brunet y la Medalla Colibrí de IBBY Chile, distinción que obtienen cada año las mejores publicaciones de libros infantiles y juveniles.

En 2016, su libro Escondido (Ocholibros, Chile, 2014) recibió el Premio de la Fundación Cuatrogatos y en 2017 su libro Un jardín (A buen paso, 2016) fue galardonado por el Banco del Libro de Venezuela como mejor libro infantil. Durante el mismo año este libro fue también mención honorífica en los Ragazzi Awards de la Feria Internacional del libro infantil y juvenil de Bolonia. Así mismo en 2017 su libro Transportarte (Ekaré Sur, 2015) obtuvo el premio Marta Brunet al mejor libro infantil y su novela Kramp (Planeta de Libros, 2017), recibió el premio Mejor Novela que otorga el Círculo de Críticos de Arte.

Me he querido detener en la cantidad de galardones porque, de este modo, su obra se ha hecho visible en el panorama nacional e internacional de la literatura, esta vez literatura sin adjetivos, como diría María Teresa Andruetto.

¿Cuáles son las claves con las que se lee la obra de María José Ferrada?

Su obra se mueve en el terreno de la prosa poética y del verso libre, en algunos casos. Se aleja por momentos del concepto tradicional de ritmos marcados y recurrentes de la poesía infantil oral de la que, sin lugar a dudas, bebe, para devolver al lector un lenguaje contenido, transformado, en palabras de Gabriel Celaya, y revitalizado.

Su prosa, sus poemas, se construyen desde el silencio y desde una serena forma de observar, de mirar lo que le rodea y de mirarse a sí misma. Para la autora, la poesía es una forma de habitar el mundo, su forma de vivir. La poética del detalle, de lo pequeño le apasiona. Se entretiene en lo ordinario y minúsculo, a la manera de Arnold Lobel, con quien se identifica en más de una ocasión. Así, por ejemplo, en El baile diminuto (Kalandraka, España, 2012) aparecen textos dedicados a insectos a los que devuelve su espacio a través de un verso libre de cuidadas cadencias y estructuras repetitivas que trasladan al lector a una suerte de armonía con el entorno. Sin olvidar los sonidos…

LA TERMITA

 

 

 

 

 

 

 

 

Ilustración de Sole Poirot

La termita en un principio no era nada
pero después fue termita.
Y como fue termita decidió que sería una pequeña,
pero gran escultora.
Tomó sus herramientas
y subió por ramas,
troncos,
ventanas.
Y en cada sitio en que se detuvo
talló:
Aquí un pequeño planeta de canelo,
ahí una nube de sándalo,
ahí una jirafa de ciprés.
Y la pequeña termita
que en un principio no era nada
pero después fue termita
hizo pequeños universos de madera,
poblados de diminutas obras de arte
que viven quietas
y silenciosas
en ramas,
troncos,
una que otra ventana.

La cultura oriental en la que la que María José Ferrada es especialista deja sus huellas en su manera de escribir y de contemplar el universo. Silencio, observación, lo minúsculo, la sencillez en la factura del verso, el ritmo interno de conceptos en equilibrio y la naturaleza como telón de fondo inevitable. Cómo, si no, leeríamos Un jardín. El eco de los haikus recorre sus libros, tal como ocurre en El árbol de las cosas (A buen paso, 2015) o Pájaros (Amanuta, 2016):

Hay un hilo que cose la noche al día

Al mirar por la ventana, Sofía
Vio que dos pájaros se posaban en él.

Observó sus siluetas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ilustración de Fito Holloway

Sin olvidar, por supuesto, la delicadeza sutil de Tienes un vestido blanco (A buen paso, 2015).
En la línea del espíritu oriental, le interesan los objetos porque entiende que en ellos se encuentra parte de nosotros. Lean El lenguaje de las cosas (El Jinete Azul, España, 2011.Ilust. Pep Carrió):

Los fósforos
Los fósforos son las semillas alargadas del fuego que viven
en el interior de su caja.
Las personas los sacan, los encienden y ellos brotan.
Su luz dura solo un par de segundos. Lo suficiente para
iluminar la primavera minúscula de la cena.

 

 

 

 

 

Ilustración de Pep Carrió

Desde su formación como periodista analiza la realidad de tal modo que esta se convierte en su principal fuente de inspiración. Prueba de ello son libros como Notas al margen, obra en la que combina la noticia periodística con la intuición poética.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ilustración de Francisca Yáñez

Recuerda que hacía calor, mucho calor. Que caminó todo el día y que, al llegar la tarde, se sentó en el banco que quedaba al final del parque.
Cree que sonrió. Pero no está seguro…

“Mendigos en tierra de abundancia”. BBC Mundo (Reino Unido) 11 de enero de 2005.

Y parte de esa realidad es, sin duda, la historia, el concepto de memoria. Así es complicado leer algunas de sus obras porque “duelen”. Niños, una de sus creaciones más laureadas, constituye una buena muestra de ello:

ALEJANDRA

Por primera vez la verá llegar./
Su madre la hace dormir./
Con una canción en la que le cuenta que vendrán las flores./
Una canción de cuna que dice que vendrán los pájaros y que el sol/
será un pequeño abrigo.

Por primera vez, la primavera.

Nada llamaría la atención si no fuera por la dedicatoria y la lista con la que finaliza el libro:

“… Y a la memoria de los niños ejecutados, detenidos, desaparecidos durante la dictadura chilena”

ALEJANDRA DEL CARMEN BERRIOS VALENCIA
Ejecutada. 1 mes.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ilustración de Jorge Quien

Magistral la voz poética con la que se rinde homenaje a víctimas calladas de la dictadura y poderosa la trascendencia de imágenes universales vinculadas a la infancia con su promesa de futuro. Una y otra vez María José Ferrada, cuando habla de esta obra repite las palabras de Gabriela Mistral: “Los niños NO”.
Desde esa concepción adulta de la infancia, porque en su proyecto escritural es la mirada de la infancia lo que le interesa, se explica Mexique. El nombre del barco (Libros del Zorro Rojo, España, 2017), álbum en el que esa voz desnuda, esta vez en primera persona, canta lo que siente:

No recuerdo bien dónde está el país al que iremos,
Pero queda lejos.
Estaremos allí hasta que todo se calme.
Tres o cuatro meses.
Como unas vacaciones un poco largas. Eso dijo mi mamá.
Mi mamá que cuando se despidió dijo: “mi niño”.

 

 

 

 

 

 

 

Ilustración de Ana Penyas

Disfruten el book-trailer (https://www.youtube.com/watch?v=pQd4dF3rdAM) y escuchen la voz de los niños y niñas, hijos de republicanos, que en 1937 embarcaron en el Mexique rumbo a Morelia (México) para refugiarse de la guerra civil que vivía España en esos momentos.

Temas como la memoria, la justicia, el dolor recorren la prosa de María José Ferrada con una contención que trasciende lo concreto para aproximarse a las sentimientos que nacen del exilio, las guerras, el abandono, la muerte o la injusticia. El adulto escondido de Nodelman vuelve una y otra vez de la mano de una autora que cree en la fuerza de la palabra para cambiar el mundo, para construir el presente y el futuro sobre la mirada al pasado. Como Sherezade, entiende que la palabra nos puede salvar.

Merece la pena, escuchar a María José Ferrada, leerla, sentir de primera mano su compromiso y compartir con ella un proyecto de vida de los que nos reconcilian con la condición humana.
Su obra resulta de obligada presencia en la formación del lector infantil o adulto. Quizá este sea uno de los sellos de calidad de la obra, por qué no.
No hemos hablado de ilustración, aunque sus palabras siempre van acompañadas de imagen porque, como podrán comprobar cuando se acerquen a su obra, entre sus líneas quedan huecos, vacíos, que el ilustrador puede “llenar” en la elaboración de un discurso dual.
No hemos hablado de ilustración porque necesitábamos esta vez dejar el protagonismo a la palabra de María José Ferrada, solo a la palabra. Que así sea.

Rosa Tabernero Sala
Directora del Máster propio en Lectura, libros y lectores infantiles y juveniles

 

Ilustraciones de El baile diminuto (Kalandraka, España, 2012), Pájaros (Amanuta, 2016), El lenguaje de las cosas (El Jinete Azul, España, 2011), Notas al margen (Alfaguara, Chile, 2013), Niños (Grafito Ediciones, Santiago de Chile, 2013), Mexique. El nombre del barco (Libros del Zorro Rojo, España, 2017)

“MIRAR EN SERIO” A GILLES BACHELET

Es complicado en un panorama tan saturado de publicaciones como el actual, encontrar propuestas que nos sorprendan. Esto es lo que nos ha ocurrido con Gilles Bachelet, autor que desde 2001 se ha asomado con una mirada muy fresca al mundo de la literatura infantil, mundo en el que aterrizaba después de su dedicación como ilustrador independiente en prensa y publicidad. Cabría preguntarse cuáles son las razones que, desde una entrada tardía, han llevado a Bachelet a ser uno de los referentes en la pasada Feria de Bolonia tal como lo atestigua la aparición del primer número de Oblò dedicado al autor. Por esta razón, nos hemos detenido a “mirarlo en serio”.

Leer a Gilles Bachelet es sumergirse en el mundo de un francés universal. Bienvenidos sean los tópicos en este caso, no en vano Sophie Vander Linden habla de él como de un artista “made in France”.

Autor de álbumes de gran formato las más de las veces, destacan en su obra los fondos blancos en los que animales y objetos animados se convierten en protagonistas de historias presididas por el juego ficcional impregnadas de un sentido del humor que explica la modernidad de un autor que reúne tradición y actualidad en diferentes planos. Los ecos de la pintura flamenca y del omnipresente Benjamin Barbier, autor de Gedeon, se unen a los de Sendak, Ungerer y Beatrix Potter. Sin olvidar, por supuesto, a compañeros de profesión como Claude Ponti, Philipe Corentin o Benjamin Chaud.

La atracción de su obra se entiende desde ese adulto escondido que reclamaba Nodelman para la literatura infantil, entre líneas y sonrisas. Las imágenes de Bachelet establecen con el observador adulto una suerte de complicidad desde una distancia irónica que provoca el disfrute de una obra que luce el calificativo de infantil y entusiasma a los adultos. Qué decir, si no, de ese último álbum titulado Une historie d’amour (Seuil Jeunesse, 2017), la historia de amor y de vida, de Josette y de Georges, dos guantes de goma que se conocen en una fregadera… En los límites de lo políticamente correcto, como en otras ocasiones, resulta imposible leer esta obra sin una sonrisa de principio a fin.

El universo de Bachelet se explica a través de alusiones específicas al imaginario infantil actual reivindicando, de este modo, la mayoría de edad de una literatura con su propia autorreferencialidad. Los diseños de páginas, el espacio físico del libro, la intertextualidad como eje de construcción y la disyunción como forma de entender la relación entre imagen y palabra definen a Bachelet como artista que se mueve en el detalle. El lector se detendrá una y otra vez en las páginas de sus libros buscando cada uno de los elementos que componen una ficción presidida por el juego como forma de “estar en el mundo”.

Gran conocedor de la cultura francesa en toda su extensión, los libros de Bachelet parten de los clásicos ficcionales para lucir una mirada paródica del mundo que nos rodea.
Así el gato de Bachelet (Mi gato, el más bestia del mundo. Calibroscopio, 2017) resulta un tanto extraño:

 

Champignon Bonaparte (Seuil Jeunesse, 2005) traslada al lector a una época en la que vivió uno de los personajes más característicos de la historia de Francia:

 

El caballero impetuoso (Juventud, 2014) tendrá intención de ir a la guerra pero por el camino surgirán algunos imprevistos…

 

Entre bambalinas (Los cuentos entre bambalinas, Thule, 2017) desfilará el canon del álbum infantil europeo:

 

Mientras La esposa del conejo blanco (Pípala, 2017) nos cuenta cómo es su vida desde el universo de Carroll…

 

Y no olvidemos que Bachelet continúa su obra en su relación con los lectores internautas a través de facebook (https://www.facebook.com/gilles.bachelet.7). Allí los personajes de sus álbumes viven otras historias y nacen nuevos personajes como la pareja de caracoles, Kevin y Humphrey.

Las obras de Bachelet son imprescindibles en la formación de un lector literario que se inicia en la idea de que la literatura es un tejido de textos en el que aprendemos a caminar por la realidad en la aproximación a otros mundos posibles. Quien sabe “andar diestramente” por los libros, aprende a “no andar a siniestras” por la realidad, indicaba Pedro Salinas en El defensor. Quizá Bachelet sea de esos autores necesarios para aprender a vivir “a diestras”, desde la necesaria sonrisa con la que debemos contemplar lo que nos rodea. Entre elefantes, champiñones, conejos, caracoles o guantes de goma, Bachelet es una propuesta de lectura que sorprende al lector, sea este infantil o adulto. Este último es un detalle de calidad de la máxima importancia que confirma, como decía Sendak, que la buena literatura infantil esconde un diálogo de tú a tú con el lector, sea quien sea… “Miren en serio” a Gilles Bachelet, puede merecer la pena.

 

Rosa Tabernero Sala
Directora del Máster propio en Lectura, libros y lectores infantiles y juveniles.

 

Ilustraciones de Mi gato, el más bestia del mundo (Calibroscopio, 2017). Champignon Bonaparte (Seuil Jeunesse, 2005). El caballero impetuoso (Juventud, 2014). Los cuentos entre bambalinas (Thule, 2017). La esposa del conejo blanco (Pípala, 2017).

Comunidad de Lectura “El Rey Rojo”

La Comunidad de lectura “El Rey Rojo” presenta su actividad realizada en este curso 2017/2018 sobre el libro informativo o libro de no ficción.

El acto se celebrará el miércoles 9 de mayo a las 18:00 en la Sala Zueras de la UNED de Barbastro con la conferencia de Rosa Tabernero: “Leer, mirar, preguntar, conocer. La infancia y los libros de no ficción”.

 

 

 

 

 

 

 

 

La exposición se podrá visitar del 9 de mayo al 2 de junio en la Sala Zueras de la UNED en horario de lunes a viernes de 18 a 20 h. y el sábado de 19 a 21 h.

Os animamos a visitar el blog de la comunidad: https://elreyrojo.wordpress.com/
El vídeo “Vivir entre libros” sintetiza la metodología de trabajo de esta comunidad que comenzó su andadura en 2013.

¡Felicidades por vuestra dedicación!

Equipo coordinador del Máster en Lectura, Libros y Lectores Infantiles y Juveniles.

2 DE ABRIL, DÍA INTERNACIONAL DEL LIBRO INFANTIL

Mirar en serio y caer en la cuenta

Aunque no soy muy partidaria de aniversarios y eventos, creo que el 2 de abril sigue siendo necesario como momento ya no tanto de reivindicación sino de reflexión. Entre tanta publicación de literatura gráfica, tanto pensamiento curricular, tanto didactismo encubierto camuflado detrás de valores o emociones, merece la pena tomarse un tiempo para pensar sobre el lector infantil y lo que el mediador le ofrece. Quizá así tenga sentido celebrar esta fecha vinculada al nacimiento de Hans C. Andersen, uno de los grandes autores de la literatura infantil que conviene no olvidar.

No hace demasiado tiempo se publicaba en España Lo más parecido a la vida (Taurus, 2016) de James Wood, una obra sobre “nuestro amor a los libros”, así reza el subtítulo. Uno de los capítulos de esta obra se titula: “Mirar en serio y caer en la cuenta”. Lo que allí expone el autor me ha interesado:

“Igual que la mejor literatura nos demanda que miremos con más atención, nos demanda que participemos en la transformación del tema por medio de la metáfora y de la imaginería”.

Parece que esto es lo que se solicita de la gran literatura, la que leen los adultos, y, sin embargo, esto es lo que demanda la literatura infantil de los mediadores, nada más o nada menos: mirar en serio y caer en la cuenta en el detalle que las más de las veces implica la metáfora como eje de construcción. Solo así, si miramos en serio, si analizamos la presencia del detalle, adquiere sentido el conocidísimo viaje de Max en Donde viven los monstruos, ese Max que se convierte en un monstruo –atención al detalle del disfraz: Max es un niño disfrazado de monstruo, no un monstruo- porque hacía “travesuras de una clase y de otra”, hasta enfadar a su madre quien lo llama “MONSTRUO” y Max se rebela : “TE VOY A COMER” y recibe el tradicional castigo de ser enviado “a la cama sin cenar”. Comienza en ese momento el viaje de Max, un viaje presidido por la luna que se contempla a través de la ventana -atención al detalle una vez más: la luna y el paso del tiempo…- Los monstruos, esos monstruos enormes con ojos amarillos y formas redondeadas que bailan a través de las páginas son tan contradictorios en su esencia como la relación entre Max y su madre, rebeldía, furia, huida, necesidad de devorar, amor incondicional…

 

 

 

 

 

 

 

 

Y, entre tanto sentimiento encontrado, como encontradas son las emociones y los afectos, aparece el gran tema del libro y quizá el tema por excelencia de la literatura infantil: “Y Max, el rey de todos los monstruos, se sintió solo y quería estar donde alguien lo quisiera más que a nadie”. Entonces “desde el otro lado del mundo le envolvió un olor a comida rica”, una comida –atención al detalle…- que vuelve a definirse como sustento del alma, como la mayor muestra de afecto de la madre respecto al hijo. El alimento, la comida, tan importante en la obra de Sendak cuando de afectos se trata -no en vano el autor era partícipe de la cultura judía- es otro de los detalles que hay que mirar en serio porque Max, por ese olor que entra por los sentidos y se ancla en la memoria, decide regresar a esa “misma noche de su habitación donde su cena lo estaba esperando” y comienza de este modo a abandonar su traje de monstruo -atención, una vez más al detalle- y, lo que todavía resulta más significativo, la cena “todavía estaba caliente”. Qué mejor metáfora para definir el amor en esencia contradictorio. Ya no son necesarias las imágenes, basta la desnudez de la palabra sobre un fondo blanco para aislar la solemnidad de los afectos y la ausente presencia de la madre que se convierte en protagonista de la historia.

 

 

 

 

 

 

 

 

Maurice Sendak (http://www.imaginaria.com.ar/2012/05/maurice-sendak-1928-2012/) estuvo en su obra muy atento al detalle, a la metáfora como suerte de contar, entre la retórica y la poética. “Metaforizar bien es percibir lo semejante” decía Aristóteles, entre la imagen y la palabra, sin costuras en el discurso.

Se pregunta James Wood:

“¿Qué hacen los escritores cuando miran en serio y caen en la cuenta?” y así responde: “quizá nada más y nada menos que rescatar las cosas, traerlas de la muerte (…) Me refiero con esto último, a lo que se va desvaneciendo, a los detalles que pierden fuerza a medida que nos alejamos de ellos: los recuerdos de la infancia, la intensidad casi olvidada de ciertos sabores, olores y texturas. La lenta muerte que negociamos con el mundo al dejar que nuestra atención se duerma”.

Conviene, por tanto, mirar en serio los libros infantiles, conviene estar atento al detalle para satisfacer lo que las obras nos demandan, la transformación del tema a través de la metáfora. Solo así seremos capaces de comprender y valorar lo que la literatura aporta a la infancia: una dosis tremenda de realidad, aunque parezca paradójico, pero así se teje la construcción retórica de la existencia cuando la gran literatura nos enseña a andar por la realidad, a reconocer lo que sentimos, porque, como decía James Wood los libros son “lo más parecido a la vida”. Desde la infancia, no lo olvidemos.

Rosa Tabernero Sala
Directora del Máster propio en Lectura, libros y lectores infantiles y juveniles.

 

Ilustraciones de Maurice Sendak, Donde viven los monstruos. (Trad., A. Gervás). Pontevedra: Kalandraka. 2014

 

 

27 de abril,  Alexis Deacon

27 de abril, Alexis Deacon

Alexis Deacon impartirá una Máster Class presencial en el
Máster en Lectura, Libros y Lectores Infantiles y Juveniles.

Te animamos a visitar su blog: http://alexisdeacon.blogspot.com.es/

Alexis Deacon en (http://blog.picturebookmakers.com/post/100575630631/alexis-deacon)
relata su proceso de creación de Coco y Pío (Croc and Bird)
y muestra sus borradores de trabajo.

Algunas de las cubiertas de sus obras publicadas:

Después de la Máster Class, en la Librería Antígona
(C/ Pedro Cerbuna, 25, 50009 Zaragoza)
tendrá lugar una presentación de sus libros.

Será un placer contar con tu presencia.

Equipo coordinador del Máster en Lectura, Libros y Lectores Infantiles y Juveniles.

 

“Historia portátil de la literatura infantil y juvenil”, Ana Garralón

Prensas de la Universidad de Zaragoza acaba de reeditar en la colección (Re) pensar la educación, dirigida por Rosa Tabernero Sala,  Historia portátil de la literatura infantil y juvenil de Ana Garralón.

 

 

 

El libro se presenta en la Feria del Libro de Huesca y Zaragoza:

Huesca: miércoles 31 de mayo a las 19:20.

19:20h. Historia portátil de la literatura infantil y juvenil, de Ana Garralón (Prensas Universitarias de Zaragoza). Presenta: Rosa Tabernero. Campus de Huesca. Unizar

Zaragoza: jueves 1 de junio a las 18:30 en el Jardín de los editores en la Plaza del Pilar.

Esperamos contar con vuestra presencia.

 

Vivir entre libros

El 25 de mayo en la Sala Zueras de la Uned de Barbastro a las 18,00 h. se inaugura la exposición “Vivir entre libros”en la que para la ocasión Rosa Tabernero, directora del Máster de Lectura, Libros y Lectores infantiles y juveniles, y miembro de la Comunidad de Lectura “El Rey Rojo“, impartirá la conferencia “Entre libros y lectores”  dirigida a mediadores (bibliotecarios, docentes, libreros, familias).

En la charla y exposición se pretende dar a conocer los resultados del trabajo cooperativo realizado a lo largo de estos 3 años por la Comunidad de lectura “El Rey Rojo”, así como la efectividad que tiene este modelo de trabajo basado en la formación de comunidades de lectores activos en la transmisión de promoción de libro y fomento de la lectura.

La exposición podrá visitarse del Miércoles 25 de mayo al 11 de junio. A las 18 :00 h. Sala Zueras de la Uned de Barbastro.
Entrada libre.

https://elreyrojo.wordpress.com/2017/05/14/exposicion-uned-lij/

 

II Seminario Internacional de Investigadores: “El objeto libro en el universo infantil: la materialidad en la construcción del discurso”

El 9 de mayo tendrá lugar el II Seminario de Investigadores sobre:

El objeto libro en el universo infantil: la  materialidad en la construcción del discurso

Programa 17

Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación, Campus de Huesca, Universidad de Zaragoza

Exposición de Libros Infantiles a lo largo de la Jornada (Salón de Actos)

SUSCRÍBETE

Te mantendremos al día de novedades y artículos de interés

Síguenos

junio 2018

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
  • Comunidad de Lectura “El Rey Rojo”
2
  • Comunidad de Lectura “El Rey Rojo”
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

Archivos